Deutsch  •  Español  •  English

Cuatro ojos ven más que dos.

Al traducir, respetamos siempre el principio del doble control. De hecho, incluso creemos en el principio del triple control. Por eso, una vez realizada su traducción, encargamos una revisión, para afinarla posteriormente en aquellos detalles que, aunque pequeños, no dejan de ser importantes. Sólo entonces la damos por finalizada.

Si, en cambio, desea encargarnos solamente la revisión de una traducción o un texto, usted mismo puede decidir si nos hemos de limitar a comprobar la corrección gramatical, ortográfica y de signos de puntuación o si, además, debemos revisarlo desde el punto de vista estilístico y de adecuación al lector o público meta.

No se nos escapan los dobles espacios, corregimos acentos («tildes» para los amigos) que sobren o que falten y reubicamos o eliminamos toda coma mal colocada —además, sabemos diferenciar entre guión, raya y menos—. El resultado: un texto de calidad.

Usted tendrá un máximo de profesionalidad en su comunicación en español, alemán e inglés. Y, en caso de que así lo necesite, también podemos hacer traducciones juradas.

¿Desea saber algo más? No dude en consultarnos.

Aviso de cookies

Si continúa navegando por este sitio web, acepta el uso de cookies. Más información (en inglés)